En la complejidad encuentra las aguas donde mejor navega.

El mundo poético, generado en lo marginal, es el reflejo expresivo de su identidad.

Reducto de lo personal, concebido como forma de vida y protegido del exterior, cuando se expone al mundo genera sentimientos encontrados y dilemas con paradojas de difícil salida. Llegando a encontrar en esa protección a su mayor enemigo, al valorar el virtuosismo por encima de los valores no medibles, en el desconocimiento de que es, en ellos, donde reside la fuerza y distinción que clarifica el camino para su mejor apreciación.

Abierto a todo el que quiera entrar, solo perteneciendo a él se descubren sus claves.

Muchas son las novias que ha tenido, tiene, y tendrá. Foco de atracción, ha sido origen de amores, desde los más terrenales a los que no pasaron de lo platónico.

El arte es pasión y sentimiento que no debe traspasar lo personal, pues en ese viaje le puede abandonar lo poético.

 

Anuncios