Francisco Oiza y Luis Martínez arquitectos
 

Pasados diez años desde que comenzáramos a pensar en un lugar que acogiera a Apanefa (Asociación de Daño Cerebral Sobrevenido de Madrid), hoy podemos verlo construido. Durante este tiempo hemos tenido cambios de gobierno, cambios de normativas, cambios de solares, se nos ha ido gente querida, el agujero de ozono ha aumentado, llegó la crisis, la prima de riesgo, los rescates, nos hemos empobrecido, donde dije digo, digo Diego. . . . . .

Detrás de toda arquitectura, al igual que de toda creación, existen mundos e historias que no siempre se conocen ni se valoran, y que, cuando menos, las hemos de utilizar para nuestro enriquecimiento personal. Estas imágenes son testigos de parte de esos mundos que han quedado detrás de sus muros, y que como diría Óscar Tusquets “Dios los ve”.

 

 

Anuncios