Costa Contemporánea II

Si en arquitectura el lugar es una condición dada, sin cuya intervención no es posible trabajar en la elaboración de un diseño, en danza lo es el espacio; el lugar no es necesario, puede ser inventado o añadido.
Sin embargo, uno de los valores que identifica a Costa Contemporánea es precisamente su compromiso con el lugar. Y si es así es porque su creadora, Nerea Aguilar Sanz, conjuga su pasión por la danza con la que tiene por el Parque Natural Cabo de Gata en Almería.
Y no en vano se identifica como encuentro (no puedo evitar recordar aquellos de Pamplona del 72… Sí, hace cuarenta años), pues como tal se genera en un lugar, físico y común para la cultura, coincidiendo por un fin con la complicidad e implicación de todos los que en él participan.
Encuentro nacido desde la naturaleza, con capacidad de generar un ambiente propicio a la creación y el aprendizaje en la mejor de las circunstancias posibles. Podemos hablar de una arquitectura natural para la danza.
Con todo ello, Costa Contemporánea es una referencia a tener en cuenta, y su ya tercera edición así lo demuestra. Iniciativas como esta, y más en el momento en que estamos, son merecedoras de todo el apoyo que necesiten. Enhorabuena a todos los que la hacen posible.

fotografía Pollobarba

Anuncios